DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO.

Nos estamos acercando al final del año litúrgico, por eso la Palabra de Dios adquiere hoy una particular importancia. Hoy es un día de serena reflexión y de profunda oración. El Señor llega, casi de repente, y es muy importante mantenernos vigilantes. En el evangelio de este domingo vamos a escuchar una parábola, tomada de San Mateo, este texto nos presenta un rico mensaje: “Velen porque no saben el día ni la hora”. De esta manera la luz viva de las lámparas se convierte en signo de la fe y de la esperanza vigilantes.

Estas son las lecturas de este domingo. Haz clic aquí para verlas. También les dejamos con el vídeo del evangelio para que lo vean y comenten en familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.