SANTÍSIMA TRINIDAD.

santisima trinidadEl domingo pasado terminamos el tiempo más importante del Año Litúrgico: los Cincuenta días de la Pascua. Y lo hicimos celebrando el don del Espíritu Santo.

Hoy, ya en el Tiempo Litúrgico Ordinario, resuena aún en nuestra asamblea la Pascua que hemos celebrado: el amor de Dios Padre, la sal­vación de Jesucristo y la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Es la fiesta de la Santísima Trinidad: un día dedicado a contemplar el misterio de Dios que nos ama infinitamente, que nos acompaña siempre y que nos llama a vivir como familia suya, experimentando su amor, su paz y su unidad.

Abramos hoy el corazón al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Aceptemos hoy su invitación a formar con nosotros una comunidad de fe, de esperanza y de caridad.

Celebremos hoy con gozo, en esta Santa Misa, la belleza de nuestro Dios y su presencia misteriosa entre nosotros.

Este es el enlace de las lecturas de este domingo así como el vídeo del evangelio del día. 

Anuncios

SANTÍSIMA TRINIDAD.

SANTISIMA TRINIDAD“En el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo comenzamos todas nuestras celebraciones y en la eucaristía que estamos celebrando, le pedimos al Padre por medio de Jesús nuestro Señor y con la fuerza del Espíritu, que nos congregue en la unidad y santifique los dones, de manera que sean para nosotros Cuerpo y Sangre de Jesucristo”.

Celebramos este domingo la Santísima Trinidad. Que siempre nos pueda acompañar en nuestras oraciones así como en nuestro quehacer cotidiano.

Enlace de las lecturas.  Vídeo del evangelio.

SANTÍSIMA TRINIDAD.

Domingo 15 de junio de 2014.

El esfuerzo realizado por los teólogos a lo largo de los siglos para exponer con conceptos humanos el misterio de la Trinidad apenas ayuda hoy a los cristianos a reavivar su confianza en Dios Padre, a reafirmar su adhesión a Jesús, el Hijo encarnado de Dios, y a acoger con fe viva la presencia del Espíritu de Dios en nosotros. Por eso puede ser bueno hacer un esfuerzo por acercarnos al misterio de Dios con palabras sencillas y corazón humilde siguiendo de cerca el mensaje, los gestos y la vida entera de Jesús: misterio del Hijo de Dios encarnado.


Este es el enlace de la liturgia de la palabra. Asimismo este es el vídeo del evangelio.