DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO.

Hoy vamos a escuchar a Jesús que nos lo pide todo, que le prefiramos a Él más que a nuestra propia familia. Pueden sorprendernos sus palabras, pero sabemos que su yugo es suave y su carga ligera. Y sabemos, también, que ÉL nos va a dar todo lo que necesitemos. La realidad profunda es que nosotros le preferimos a Él, porque, antes, nos eligió preferentemente a todos nosotros.

La primera lectura está sacada del segundo Libro de los Reyes. Es un relato, breve y bello, donde se explica como Dios recompensa a quien no le pone condiciones. Una mujer rica recibió a Eliseo y le dio, sin condiciones, todo lo que el profeta necesitaba para vivir. Y Eliseo concedió a la mujer lo que más deseaba y necesitaba.

La Carta a los Romanos es la segunda lectura de este domingo. Es uno de los grandes tratados del Apóstol San Pablo y en ella se condensa una gran parte de los elementos, hechos y verdades que conforman la verdadera condición de cristiano, de seguidor de Cristo. Vamos a escuchar como la muerte de Cristo es la muerte de nuestros pecados y la vuelta a la vida. Y eso es lo más importante. Ya no importa ni la muerte física, solo la meta que Cristo nos tiene prometida.

¿ Y el evangelio ? Sigue leyendo…

Este es el enlace de las lecturas de este domingo. Y este, el vídeo del evangelio.

Anuncios